01 enero 2015

Exposición sobre Cambio Climático y Seguridad Alimentaria en la Universidad de Harvard

Rene Orellana[1] expuso sobre Cambio Climático y Seguridad Alimentaria en la Universidad de Harvard
El Lunes 7 de Abril de 2014, Rene Orellana realizo dos conferencias en la Universidad de Harvard atendiendo una invitación para exponer  en un “Coloquio sobre Adaptación Innovadora al Cambio Climático” con la presencia de estudiantes de doctorado, investigadores doctorales y post doctorales. El Coloquio fue organizado por el Centro Mossavar-Rhamani sobre Gobierno y Empresas del Harvard Kenedy School. En dicho Coloquio, Orellana  expuso el “Mecanismo Conjunto de Mitigación y Adaptación en la Gestión Integral de Bosques”. Existe una creciente expectativa en círculos académicos vinculados al tema de cambio climático sobre las características y la metodología así como los impactos previstos por esta propuesta de Bolivia que ya ha sido incluida en las decisiones oficiales de UNFCCC y en la Ley 300 de Madre Tierra y Desarrollo Integral. Se trata de un Mecanismo alternativo a REDD+ que no está basado ni promueve mercados de carbono y que promueve acciones locales conjuntas de adaptación y mitigación con indicadores conjuntos que permiten fortalecer las funciones ambientales y naturales de los bosques. La exposición fue seguida de preguntas y un debate intenso sobre el papel de la ciencia para respaldar esta propuesta y las perspectivas de su aplicación en Bolivia y otros países.

Al final de la tarde del mismo día, Orellana realizo otra conferencia sobre “Seguridad Alimentaria y Agricultura Sostenible. El Estado del Arte del diseño de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”en un Taller sobre “La sostenibilidad de los sistemas agrícolas y alimentarios en el mundo” organizado por el Centro Weatherhead para Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard.  Participaron  en el taller profesores de Harvard y de varias universidades de Boston. En dicha exposición, Orellana explicó el panorama del debate y posiciones internacionales en relación a la agenda post-2015, las metas del milenio y los ODS.

[1] Profesor de la Universidad de la Cordillera

René Orellana[2] spoke on Climate Change and Food Security in Harvard University
On Monday April 7 of 2014, Rene Orellana, made a presentation of the “Joint Mitigation and Adaptation Mechanism for the Integral Management of Forests and Mother Earth” at a Colloquium on Innovative Adaptation to Climate Change at Harvard’s Kennedy School of Government organized by the Sustainability Science Program. There was an audience of doctoral, post-doctoral, and mid-career fellows from the Harvard Sustainability Science Program and invited guests from Harvard University and the Boston region.

There is a growing expectation in academic circles linked to the issue of climate change about the characteristics and methodology as well as the impacts envisaged by this proposal that Bolivia has already included in the official UNFCCC decisions and in its Law #300 of Mother Earth and Integral Development for Living Well. This innovative Mechanism is an alternative to REDD+, it is Not Carbon Market Based and promotes joint local adaptation and mitigation actions with joint indicators to strengthen environmental and natural functions of forests and its ecosystems. The presentation was followed by questions and debate about the role of science to support this proposal and the prospects of its application in Bolivia and other countries.

At the end of the day, Orellana made a second presentation on the topic of “Food Security and Sustainable Agriculture. The process of design of the Sustainable Development Goals (SDG)” to the “Workshop on the Sustainability of the World's Food and Farming Systems”, organized by the International Weatherhead Center for International Affairs of the Harvard University. The Workshop participants comprised Professors from Harvard and other Boston Universities. At the event, Orellana explained the state or art of the international debate and positions in relation to the post-2015 agenda, Millenium Development Goals and the SDGs.

[2] Professor at the University of Cordillera

26 diciembre 2014

Domingo, 21 de diciembre de 2014
RENÉ ORELLANA, DELEGADO NACIONAL EN TEMAS AMBIENTALES ANTE LA COP 20 Y LA ONU
“El texto aprobado en la COP 20 es extremadamente débil”
Entrevista Bolivia presidió el grupo del G77 y discutió su propuesta, que Orellana considera “innovadora”

Página Siete /Lima
Antes de sellarse la denominada "llamada de Lima a la Acción Climática”, que cerró las discusiones de la Cumbre del Clima realizada las dos primeras semanas de diciembre en Lima, los diferentes países y sus delegaciones mantuvieron un ritmo intenso de reuniones y negociaciones tendientes a hacer ingresar en el texto, finalmente aprobado, algunas de sus propuestas.

Y es que, como pocas, la discusión sobre las acciones globales en temas ambientales despierta no sólo pasiones, sino intereses económicos muy grandes que, como se ve sucesivamente cada año, terminan por determinar el rumbo de los acuerdos.

La Cumbre del Clima en Lima (COP 20) fue catalogada desde las antípodas: como éxito o como fracaso; como la base para el gran acuerdo global que sustituirá al Protocolo de Kyoto el 2015 o como una expresión más de las limitaciones de estos cónclaves para encontrar consensos equilibrados en torno a temas urgentes que comprometen el destino de la humanidad.

En este debate estuvo Bolivia, representada por René Orellana, quien presidió no sólo la delegación nacional sino al Grupo G77+China. Con él conversamos en el marco de los desayunos de Página Siete, para hacer una evaluación a la posición y acciones del país en torno al medio ambiente y el cambio climático.

Página Siete.- Se ha dicho que en Lima se esperaba un resultado más contundente y al parecer esto no es posible. ¿Se pueda llegar a un acuerdo por el cambio climático a nivel global?
Debemos llegar a compromisos políticos y jurídicos que garanticen que las ofertas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero no permitan superar  los 1,5 grados.

Página Siete.- Debemos, pero, ¿vamos a hacerlo? Porque los problemas económicos e ideológicos son muy  grandes...
Sobre todo los problemas económicos expresados en modelos de desarrollo basados en la sobreexplotación de los recursos naturales y la promoción de patrones de consumo y producción insostenibles, que promueven el consumismo y el mercantilismo, que basan el éxito económico en el éxito del capital, tal como lo ha señalado nuestro Presidente. Este tipo de modelos que tienen a los países desarrollados como íconos históricos lamentablemente está en camino de ser emulado y copiado por algunos países en desarrollo. Precisamente el presidente Morales decía que hay que atacar las causas estructurales de la crisis climática que se expresan en un desarrollo que apunta a fortalecer el capital y a convertir el planeta en una cosa, en un recurso útil para la ganancia y promover más bien los derechos de la madre tierra y el vivir bien como nuevo horizonte de desarrollo.

Página Siete.- La presencia boliviana con el discurso que dio el Presidente, pero también por el papel que le ha tocado jugar a la dirección del G77+China, ha sido importante. ¿Qué implicaciones tiene esto para el país?

En lo que hace a la presidenciadel G77+China, nuestro rol ha sido promover una agenda conjunta; unir al grupo de 133 países ha sido nuestra misión fundamental en la presidencia. Precisamente antes que se conozca el documento borrador de acuerdo final de la COP20, el G77+China trabajó arduamente en un texto posible para no llegar al triste desenlace al que finalmente llegamos.

Lamentablemente los países desarrollados, al unísono y en bloque se opusieron a que el G77+China presente su propuesta, porque ya había la intención de presentar un documento que estaba listo previamente. Como sucede en estos eventos, los famosos textos salen de la manga. Y efectivamente lo que sucedió es lo que habíamos previsto y anunciado, el texto que presentaron con el beneplácito de las delegaciones de países desarrollados, es extremadamente débil, no da soluciones a la crisis climática, no sienta las bases para un acuerdo que permita una solución de fondo al cambio climático y más bien promovía una destrucción de los principios de equidad en la distribución de responsabilidades y obligaciones así como el principio de que todos somos responsables de la crisis climática, pero de manera diferenciada, y que por tanto, al ser los países desarrollados los mayores responsables históricos de la crisis climática deben proveer recursos financieros y tecnología para que nosotros profundicemos los esfuerzos que ya estamos haciendo.

Página Siete.-  ¿Cómo es el papel de China en este grupo? Por qué China está entre los países más resistentes a un acuerdo económico tanto de mitigación como de adaptación y es uno de los que más contamina... 
China es un país que efectivamente tiene una gran  capacidad tecnológica y financiera,  pero tiene también 173 millones de  pobres y tiene una economía basada en el consumo de energía con fuentes fósiles. Ciertamente China es desde 2005 el país con mayores emisiones, le sigue Estados Unidos y luego la Unión Europea. Estos últimos sin embargo están entre los que tienen mayor responsabilidad histórica en las emisiones. Eso por supuesto no exime a China de asumir responsabilidades. China debe encarar acelerados procesos de transición hacia una economía basada en energía renovable y ha dicho ya que hacia el año 2030 va a tener un punto de inflexión en sus emisiones y va a empezar a bajarlas significativamente.  Esto ha sido parte de su acuerdo con EEUU.

Página Siete.-  Pero el acuerdo de China-USA fue previo a la Cumbre del Clima y la percepción es que se diluyó...

El acuerdo que han hecho debe, en nuestra opinión, ser más ambicioso. En particular de parte de EEUU y del resto del bloque  de países desarrollados. Quienes tienen capacidades financieras y tecnológicas deben acelerar el paso y al mismo tiempo desarrollarse con modelos de desarrollo y patrones de consumo y producción sostenibles. Estos países deben incluir sus compromisos en el marco de la figura jurídica que se llama "contribuciones nacionalmente determinadas”. China tendrá que presentar junto a otros su "contribución”. Y esto es hasta fines de abril de 2015.
El problema de fondo ahora es que estas "contribuciones nacionalmente determinadas” se dan en el marco de voluntariedad. Es decir, cada país dice voluntariamente lo que va a reducir en emisiones, el período que quiere aplicar dichas contribuciones, los sectores que  le parece pertinente afectar con mitigación; en fin, es un modelo de ofertas voluntarias que ,luego al ser cuantificadas y sumadas, pueden perfectamente superar las 640 gigatoneladas de CO2 para el período 2015-2050, Y si esto sucede, si se supera esa cantidad, estaremos ya en 2 grados... Esto es lo que dijo nuestro Presidente en su discurso; diciéndoles a los países, en particular los desarrollados, que no sean flojos y que no sean ladrones, pues nos roban el derecho al desarrollo,  obligándonos a nosotros a cumplir con las obligaciones que ellos no quieren cumplir.

Página Siete.- Fue  comentado el discurso del Presidente sugiriendo un nuevo paradigma de desarrollo, alternativo al capitalismo. Sin embargo, Bolivia tiene un modelo de desarrollo profundamente extractivista. ¿No es una contradicción?

Bolivia vive de sus recursos naturales y necesita una economía diversificada con aprovechamiento de sus recursos no  renovables y renovables. Sin embargo, nuestros hidrocarburos son la base de una economía fuerte, con la que Bolivia genera recursos para invertir en salud, educación. Sería una irresponsabilidad pensar que podemos dejar nuestros hidrocarburos en el suelo; dejar de dar pan a nuestra población y postergar oportunidades de crecimiento y desarrollo. Transitar a una economía baja en carbono requiere un proceso progresivo con inversiones significativas y con la tecnología adecuada. Nuestra ventaja es que nuestro recurso energético de transición es el gas, calificado precisamente así por el último informe del IPCC, pues es más bajo en emisiones. Las actividades extractivas particularmente de hidrocarburos forman parte en consecuencia de una fase de transición en el marco de nuestro derecho al desarrollo. Nuestras emisiones por hidrocarburos son ínfimas en el contexto global, nuestro problema en emisiones es la deforestación, es ahí donde debemos invertir nuestros mayores esfuerzos aplicando lo que Bolivia ya posicionó desde la COP17 y que figura en nuestra Ley de la Madre Tierra y Desarrollo Integral, es decir el mecanismo conjunto de mitigación y adaptación para la gestión integral de bosques.

Mecanismo que hemos logrado posicionar en las negociaciones internacionales como alternativa a REDD+, que tiene un fuerte vínculo potencial con los llamados mercados de carbono.

Página Siete.-  ¿Esto no va  contra del discurso de defensa a los derechos de la Madre Tierra?
No, porque el aprovechamiento de los hidrocarburos debe hacerse con tecnología adecuada, de manera sostenible.

Página Siete.-  El proyecto de energía nuclear. Ahí sí tenemos contradicciones profundas.
En lo que hace al cambio climático, no. El informe del Panel de Expertos en Cambio Climático (IPCC) sostiene que hay que invertir en tecnologías de energías renovables. La energía nuclear es una ellas. La posible implicación que esta pueda tener es un tema que aún hay que discutir; conociendo las tecnologías disponibles y nuevas que hay en la actualidad para evitar posibles impactos. Tenemos que discutir. Nuestro Presidente ha planteado esta propuesta y hay que analizarla. No es novedad, nuestros vecinos tiene plantas nucleares.

Página Siete.- Las que hay están siendo sujetas de polémica. Países como Alemania tratan de desandar lo andado en temas de energía nuclear; Japón es testimonio de una experiencia dramática. ¿Por qué insistir en ello?

Tenemos que ver qué tecnologías pueden ser las más apropiadas para evitar graves impactos. Francia, por ejemplo, tiene una economía basada en energía nuclear. Hay que conocer su experiencia. La decisión  adecuada que ha tomado nuestro Presidente es sentarse a discutir, conocer tecnologías, avanzar en indagar científicamente los efectos, ver la posibilidad de hacer una inversión con el menor impacto posible...  Hay que entrar en esta discusión, no hay que huir de ella.
Bolivia propone distribuir los presupuestos de carbono
Bolivia ha logrado posicionar una propuesta innovadora sobre cómo distribuir los presupuestos de carbono; una propuesta sobre cómo lograr que esas 640 Gigatoneladas de CO2, que es el presupuesto máximo de emisiones hasta 2050, no sea sobrepasado. Para ello, planteó una distribución de las emisiones en base a criterios de equidad expresado en un índice construido matemáticamente con criterios científicos.
 La gran pregunta cuando hablamos de las 640 Gigatoneladas es, ¿cuánto le toca a China?, ¿cuánto a EEUU? "Es lo que se llama distribución equitativa del presupuesto del carbono. Bolivia ha presentado un índice para distribuir ese presupuesto basado en cuatro criterios: responsabilidad histórica; desarrollo y pobreza; huella ecológica; y capacidad tecnologíca. Por otra parte, para garantizar el cumplimiento de obligacionesy sancionar su incumplimiento, el Presidente Morales ha planteado la creación de un Tribunal de Justicia Climática”.

Aunque esta es una propuesta hecha por el país hace varios años, en la Cumbre de los Pueblos de Tiquipaya, en este momento adquiere una importancia crucial, según Orellana, "porque se va discutir un nuevo instrumento legal y vamos  empezar a diseñar la nueva institucionalidad global en torno al cambio climático. Es el momento preciso”.

Estimados Amigos, Amigas, Compañeros y Hermanos (as):

Saludándolos con afecto los invito a visitarme en este sitio, en el cual podrán encontrar documentos, artículos, escritos en general.

Quisiera llegar a ustedes de esta manera: exponiéndoles mis opiniones, mi visión sobre distintos temas, con el objetivo de aportar al debate y la construcción de conocimiento.

En esta página expongo diferentes escritos realizados en distintos momentos de mi vida, incluyo también esos ejercicios inconclusos y rotosos, esos pedacitos sencillos de iluminación con los que, sin pretensiones literarias, tratamos algunos, como yo, de hacer dizque poesía, cuento o novela. Retratos en fin, de lo que quisimos decir, aunque mal, pero lo dijimos.


Mi amistad y mi deseo de un buen vivir, con esta página, que llaman blog, si sirve…


René Orellana Halkyer